19 sept. 2013

Encierro Cuéllar 26/8/13 by Gurú

A Toro Riesgo!!!!

ENCIERRO CUÉLLAR 26/8/13

Para ir a Cuéllar hay que madrugar, no nos vale con ir al encierro por las calles, ni tampoco ver la entrada del embudo, ni tan siquiera verles cruzar por la carretera de Cantalejo, tenemos que ver como salen de los corrales del Río Cega, así que allí estamos a las 7:00 de la mañana preparados.

Hablar de Cuéllar es hablar de tradición, de los orígenes del encierro, muchos son los pueblos que quieren desbancar a la ciudad segoviana como los encierros más antiguos de España, el tema no está en cuáles son los más antiguos, seguramente existieran encierros anteriores, lo que hay que intentar es guardar la esencia. En Cuéllar se viven varios momentos mágicos, la suelta desde los corrales sólo comparable con la suelta de La Seca, la bajada desde el Cerro de toda la manada camino del embudo para entrar en las calles, y la cuesta de las Parras, donde se mezcla veteranía con juventud.

Últimamente el encierro por el campo congrega a demasiados caballos, no es vistoso, parece una marcha cicloturista, digo caballoturista, se ven pasar 15 minutos de caballos, y al fin entre la polvareda que van dejando estos aparecen los que verdaderamente guían a los toros, a los toros se les intuye que van ahí, porque si empezamos a sumar nos salen 12 mansos.

El encierro comenzó a las 8:00 de la mañana con seis toros extremeños de Luis Terrón, procedencia Murube y doce mansos. Como es costumbre los más valientes esperaron a que se abriesen las puertas para gritar a los toros, y estos después de unos segundos de duda salieron. Pero no salieron todos, se quedó rezagado uno de los toros, que cuando salió se fue directo a por los espectadores que estaban pendientes del resto que iban por delante, corneando gravemente a una joven segoviana hasta en cuatro ocasiones, una en el pulmón, otra cerca del corazón, un varetazo fuerte en el cuello, otra en la clavícula y en el muslo derecho. Desde aquí deseamos su pronta recuperación. Por desgracia esta circunstancia es algo que está ocurriendo más veces de lo que nos gustaría. Antes había un pequeño vallado que el ayuntamiento decidió quitar porque atraía a mucho público.
Una vez todos los toros fuera eran muy bien llevados por los caballistas, aunque tres de los toros plantaron cara y tuvieron que ser reconducidos varias veces a la manada. El paso por las máquinas ha sido con la torada completa, cruzando la carretera de Cantalejo muy compactos y tranquilos. En el trayecto desde la carretera, el paso por debajo del tren y el descansadero varias han sido las veces que los toros han querido salir pero el buen hacer del director del encierro lo ha impedido.

La bajada del embudo ha sido lenta, lástima que haya tantos caballos levantando polvo porque las imágenes son preciosas. Aquí debemos decir también que deberían intentar apartar a alguno de los mansos, porque correr los doce por las calles no es necesario.
El tramo urbano ha sido con la manada compacta en el primer tramo, los doce mansos por delante y los seis toros a la estela. Poco después uno de los toros a arremetido contra el vallado izquierdo y salido suelto, al citarle un corredor ha caído al suelo, lastimándose y complicando y alargando el final del encierro.

Por delante continuaban abriendo un montón de mansos y los toros poco a poco se iban desgranando. La cuesta las Parras pasaba factura a varios, cayendo incluso el quinto toro.
En la Alameda se veían seis cabestros comandando, un toro, otros tres cabestros arropando y otro toro, es decir, una manada de 11 astados juntos. Poco después el resto de toros y mansos desperdigados. El tercer toro entraba poco después precediendo a un manso y el cuarto toro se descolgaba de estos e iba rematando en el vallado hasta entrar en la plaza mirando y buscando mucho, pero sin terminar las embestidas. El quinto toro iba lentamente hasta la plaza, dando muchas veces la vuelta y siendo rodado en varias ocasiones por los mozos para llevarle en el sentido de la carrera. Por detrás el sexto toro es llevado a punta de chaqueta muy lentamente.

carreras muy bonitas sobre todo con el tercer y cuarto toro, los dos primeros muy hermanados y escondidos entre los bueyes y los dos últimos muy justos de fuerzas que han necesitado mucha ayuda de los mozos para conducirlos hasta los corrales.
Muchísima gente, tanto en el encierro campero como en el urbano, tanto corredores, como caballistas, como espectadores.

Fotos realizadas by Gurú



































































































Hemos publicado más fotos de este encierro en nuestra página pública de Facebook 

Toro O Nada

Si quieres ver todos nuestros álbumes no olvides poner me gusta para que recibas nuestras actualizaciones.

@ATORORIESGO en Twitter siguenos...


Si tienes algo que contarnos no dudes en escribirnos a toroonada@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.