17 jul. 2013

Encierro Alcurrucén 7/7/13

A Toro Riesgo!!!!


ENCIERRO ALCURRUCEN PAMPLONA 7/7/13

Para el primer encierro de este 2.013 en Pamplona la casa de la Misericordia eligió la ganadería toledana de Alcurrucén. Ganadería que en 1.982 eliminó todo lo anterior, comprando vacas de vientre y sementales a los herederos de Carlos Núñez, momento en el que llamaron Alcurrucén a la ganadería. Ocho fueron los toros que llegaron a los corrales del gas, el de mayor peso Deseadito 570, con 565 estaban Injuriado y Murlero, 555 tenían Ambicioso y Gaitero, Heredado 545, Cornetillo 525 y Capuchino el más pequeño con 515.

Se tardó muchísimo en quitar las barreras policiales, incluso cuando pasó la comitiva revisando el recorrido, por Santo Domingo iban en grupo como suele ser habitual, y al llegar a la plaza del ayuntamiento empezaron a ponerse en fila de a uno hasta que no pudieron pasar, algo inaudito, pero que estaba sucediendo. A las 7:55 era prácticamente imposible pasar por Estafeta, se andaba a ritmo de procesión, los corredores habituales del último tramo estaban impacientes porque veían que no llegaban a “su zona”. Faltando 2 minutos para el comienzo, la policía lograba ir quitando el “pelotón” de espectadores de la curva de Mercaderes Estafeta, donde se habían formado hasta 10 filas de público, ya que estos no tenían ninguna intención de correr. Esto hizo que hubiese un amago de encierro y muchos “turistas” del encierro empezasen a correr por la calle Estafeta provocando las primeras caídas.

A las 8:00 en punto daba comienzo el primer encierro, salieron cuatro mansos por delante, luego un toro negro y los otros cuatro colorados y un castaño, cerrando otros dos cabestros. Enfilaron la cuesta de Santo Domingo casi en fila de a uno, para llegar a la Plaza del ayuntamiento agrupados, con los mansos abriendo y cerrando la manada. El primero de los toros era Capuchino, negro bragado, el más ligero de los seis, que había subido dando algún que otro derrote.

En la curva de Mercaderes se resbalo Deseadito, perdiendo poco a poco la referencia de sus hermanos y siendo el protagonista final del encierro, empezó a correr de una manera muy lenta y pesado. Al salir de la curva de Mercaderes-Estafeta Capuchino cayó, partiéndose el pitón izquierdo y arrastrando en su caída a Ambicioso. La manada quedaba muy estirada, con tres mansos junto a Gaitero, entrando en la plaza a los dos minutos, un par de metros por detrás iba Injuriado, que perdía poco a poco comba con su hermano, poco después junto a un manso iban Cornetillo y Ambicioso que se había repuesto muy rápido del resbalón que le propiciaba Capuchino. Con Gaitero prácticamente no se vieron carreras, ya que estaba muy arropado por los tres bueyes, pero con Injuriado, Cornetillo y Ambicioso disfrutaron los mozos de lo lindo, ya que venían muy desgranados y a un ritmo suave en el tramo final. Por detrás Capuchino era alcanzado por los dos mansos y entraba con ellos en la plaza.

A los dos minutos y medio sonaba el cohete como que habían entrado todos los toros, pero faltaba Deseadito, que iba prácticamente andando, muy bien conducido por los mozos, ya que estaba totalmente desorientado. Al llegar a la plaza se encontró con un tapón provocado cuando paso Capuchino, y fue ahí cuando se produjo el milagro. No arremetió, incluso un hombre le agarró de los dos pitones cayendo en la misma cara, delante de él habría un montón de unas 80-100 personas, se dio la vuelta mirando a su alrededor, pero es que por detrás había cientos de personas queriendo entrar a la plaza sin saber lo que allí estaba sucediendo. Menos mal a la mansedumbre del animal, unido a la desorientación y pánico que tenía no ocurrió nada más. Se vivió más de medio minuto de auténtico milagro, ya que los que estaban junto al vallado, nos atreveríamos a decir que no saben lo que es un toro, no atinaban a subirse, una chica no sabía cómo colarse por entre las talanqueras, parecía que quería quedarse de espectadora. Mientras tanto los pastores suficiente tenían con parar a la muchedumbre que había por detrás. Poco a poco se fue deshaciendo el tapón y los buenos corredores volvieron a citar a Deseadito conduciéndolo a la bajada al callejón. Dio un primer arreón fuerte y entró en el ruedo viniéndose arriba, embistiendo en el capote con las manos por delante, y parando el crono del primer encierro en 4:06.
El encierro terminó milagrosamente sin corneados y con cuatro traumatismos.






























































VÍDEO DEL ENCIERRO:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.