21 feb. 2013

ENCIERRO CIUDAD RODRIGO 11/2/13

A Toro Riesgo!!!!


ENCIERRO CIUDAD RODRIGO 11/2/13

Buen encierro tiene Ciudad Rodrigo, y en el Carnaval se respira taurino en cualquier esquina.

El encierro urbano sale desde unos pequeños corrales que hay al comienzo de la calle Foxá, casi en el puente sobre la A-62. Desde ahí los animales tienen que recorrer toda la Av. Agustín de Foxá, calle larga y con pendiente ascendente in crescendo. Este año han alargado el vallado en la parte derecha al principio del recorrido, y llegando a la zona de los pinos también se ha colocado vallado nuevo, restando vistosidad para el corredor y aumentando los lugares donde el público puede presenciar el encierro. Luego gira a la izquierda por la Calle Campo Frío, calle que pasa del asfalto a un empedrado, estrechándose para pasar a la zona conocida por El Registro. En esta calle la manada suele ir más despacio, por el largo recorrido que lleva hasta aquí, todo ascendente, porque agarran peor en el empedrado y porque el embudo que se produce les desconcierta.

Una vez que se entra al registro, el recorrido se ensancha haciendo una plazoleta, es una de las zonas más peligrosas del recorrido, los animales respiran, ven hueco, los corredores se cruzan con recortadores, estos sacan al toro de la trayectoria habitual. Es normal que si la manada consigue llegar compacta hasta este punto, alguno de los toros se quede. Y decimos que si se consigue porque lamentablemente cada vez hay más gente que los para de salida. Este año los organizadores han intentado concienciar que no citen a los toros en el encierro, que para eso esta la zona de los pinos en el desencierro. Es una pena como año tras año se ve como lastiman a los animales de salida, haciendo que solo unos pocos puedan disfrutar de ellos, pudiendo tener toros para todos. Ya existen toros vírgenes en las calles como son el del Antruejo y el del Aguardiente.

Después de la zona de El Registro se entra en la zona más bonita del encierro, sino fuera porque la manada suele llegar rota. Es la entrada al casco urbano por la bóveda. De aquí hasta el final hay pocas zonas con vallado, se recorre toda la calle Madrid hasta la preciosa plaza, solo por ver la plaza merece la pena ir a Ciudad Rodrigo.

La crónica del encierro es algo que suele ser tónica habitual de los lunes de Carnaval y es que los toros lleguen de uno en uno. Los 6 toros eran de la ganadería extremeña de los Bayones. Toros grandes, enormes, con poca movilidad. Dos de ellos tardaron en salir de los corrales.

A las once en punto sonaba el repique rápido de las campanas anunciando el comienzo del encierro. Y es que en Ciudad Rodrigo hay un sistema de señales por medio de las campanas que avisan lo que esta sucediendo.

Los mansos fueron por delante, y luego de uno en uno el resto de toros. El primero de los toros se dio la vuelta justo antes de entrar al registro, cruzándose con el que venía en segundo lugar. Fueron rápidamente dados la vuelta hacia la plaza. Después venía otro toro con el pitón derecho partido. A este toro se le tuvo que llevar en carrera continua a punta de chaqueta. Estos tres primeros toros hicieron el recorrido en unos veinte minutos. El cuarto fue recortado en la zona media de Agustín de Foxá, pero una vez que cogió ritmo fue de continuo hasta la plaza, muy bien conducido por los experimentados y buenos corredores.

Los dos últimos tardaron una eternidad en subir. El jabonero salió con un manso con mucho peligro, que subía y bajaba continuamente por el recorrido del encierro. El jabonero llego a tirones hasta la bóveda emplazándose en esa zona cerca de una hora. Al igual que el último de los toros que se emplazó nada más entrar al Registro. Estos dos últimos toros fueron llevados hasta la plaza desde la bóveda enmaromados, tirando de ellos los aficionados allí presentes. El encierro acabo cerca de la una de la tarde.

La capea estuvo entretenida y la plaza llena. Luego se hizo el desencierro con tres de los toros del encierro matinal. Después de comer hicimos turismo por Ciudad Rodrigo.

Ya por la tarde hubo capea en la plaza y nuevamente desencierro con los tres toros del desencierro de la mañana. Uno de ellos hizo el desencierro directo con los mansos hasta los corrales, mientras que los otros dos bajaron de uno en uno y se quedaron un rato en la zona de los pinos. Uno de ellos tuvo más movilidad, sobre todo en la parte alta, el otro se emplazó en un charco y costo encerrarlos en los corrales.











































































































 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.